Las imágenes más recientes del socavón de Puebla en México muestran que una franja de tierra está por desprenderse, luego de que el sábado 12 de junio se derrumbara la casa más cercana.

La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) de México dio a conocer imágenes en las que se aprecia que el socavón sigue expandiéndose y al llegó a la altura del camino que conduce a lo que era la casa de la familia Sánchez Xalamihua, que perdió su propiedad cuando empezó a hundirse la tierra.

El cráter se sigue expandiendo y hay temor de que afecte a más predios, en terrenos vecinos se reportó de fisuras que se cree puedan tener relación con el fenómeno, que desde finales de mayo no tiene explicación.

El hundimiento, que sigue expandiéndose diariamente, atrae a curiosos de estados vecinos que lo han asumido como un destino turístico pero son retirados por fuerzas del orden.

El enorme hundimiento ocurrió hace tres semanas en medio de campos de cultivo del municipio Santa María Zacatepec, a unos 110 kilómetros de Ciudad de México, y se ha expandido aceleradamente, tomando la forma de un rectángulo de 126 por 114 metros y devorando una casa.

Rescatan a dos perros

La odisea que ha generado el socavón también llamó la atención por un hecho relacionado por la caída de dos perros en el hueco, que finalmente fueron rescatados.

Rescatistas mexicanos liberaron hace unos días a los dos animaless que habían caído accidentalmente dentro de un profundo y gigantesco socavón surgido súbitamente en una zona rural del estado de Puebla, en el centro de México, reportaron autoridades.

Los perros Spay, cuya dueña vive en la zona, y Spike, bautizado así por otros vecinos, jugueteaban en el campo el lunes pasado y rebasaron el cordón de seguridad que mantienen policías y militares para frenar a los curiosos, descendiendo unos 20 metros sin posibilidad de volver a la superficie por sí mismos.

Las imágenes de los animales ubicados en una de las pocas áreas del socavón que no estaban inundadas, captadas por un dron, se hicieron virales en redes sociales, generando atención nacional y pedidos de miles de personas para rescatarlos.

Animalistas reunidos en torno al hoyo pidieron por horas que los perros fueran rescatados e incluso se ofrecieron como voluntarios para descender, pero finalmente fueron desplazados por profesionales enviados por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

Personal de bomberos y Protección Civil se acercó al inestable borde del hoyo para usar cuerdas y jaulas que cumplieron las funciones de un elevador para los animales.

Finalmente, Spay y Spike fueron sacados por un rescatista que descendió al socavón con ayuda de sus compañeros y utilizando cuerdas, sin que nadie resultara lesionado.

Comentarios