La ciudad china de Wuhan indicó el viernes que había detectado rastros del nuevo coronavirus en tres muestras tomadas en carne de vacuno procedente de Brasil.

La carne había estado almacenada en frío desde que llegó a China en agosto, procedente del Puerto de Santos, el principal puerto de Brasil, en el estado de Sao Paulo. Primero fue conservada en un almacén de Qingdao (noreste) y después en Wuhan, y "no había entrado en el mercado", señala la comisión de salud de esta ciudad en un comunicado.

Desde que se descubrieron las muestras positivas el jueves, el lote de carne de vacuno de 27 toneladas ha sido aislado y el área de almacenamiento desinfectada. 

La ciudad de Wuhan "adoptó rápidamente medidas de emergencia que incluyen el almacenamiento sellado de la mercancía, el aislamiento del personal y la desinfección del lugar", agrega el texto.

Se tomaron muestras a 112 empleados del almacén y todas ellas resultaron negativas, según la comisión.

Wuhan, capital de la provincia de Hubéi donde se detectó por primera vez el nuevo coronavirus en diciembre del año pasado antes de extenderse al resto del mundo, instó a sus habitantes "a no comprar alimentos importados congelados por internet y a comprobar activamente los informes de pruebas de ácido nucleico de los productos antes de comprarlos".

En el comunicado no se mencionó ninguna medida contra el exportador brasileño ni ninguna suspensión de las importaciones.

China, que ha encontrado con regularidad rastros del virus en las importaciones, anteriormente ya anunció suspensiones temporales de las importaciones de varios proveedores tras muestras positivas y brotes en las fábricas de los proveedores extranjeros.

A principios de esta semana, se descubrió que un lote de carne de vacuno argentina contenía rastros del coronavirus en Nankín (este).

En octubre, la autoridad aduanera suspendió la importación de esta carne por parte de la brasileña Minerva SA durante una semana.  

Y en agosto, la ciudad de Shenzhen, próxima a Hong Kong, anunció que las autoridades sanitarias detectaron el virus en muestras tomadas en alitas de pollo congeladas procedentes de Brasil, primer productor mundial de carne de pollo. 

Por otro lado, en la provincia de Anhui (este), la ciudad de Wuhu indicó en agosto que había descubierto virus en envases de gambas procedentes de Ecuador, que estaban conservados en el congelador de un restaurante de la ciudad. 

También procedían de Ecuador los paquetes de camarones blancos que dieron positivo al coronavirus en los puertos chinos de Dalián y Xiamen, en julio. De inmediato se bloqueó las importaciones a tres empresas ecuatorianas, una medida levantada más tarde.