El juicio de una enfermera, al parecer con problemas psíquicos, acusada de haber apuñalado a cuatro residentes de un centro para discapacitados, comenzó el martes en Alemania.

Inés Andrea R., de 52 años, sospechosa de cuatro asesinatos y tres intentos de asesinato, fue internada en una institución psiquiátrica por signos "evidentes" de enfermedad mental, según la Fiscalía.

El juicio, que durará hasta principios de diciembre, se celebra en el Tribunal de Potsdam, en el sur de Berlín, donde tuvieron lugar los acontecimientos que en abril sacudieron al país.

El Tribunal deberá determinar si la acusada puede ser considerada responsable de sus actos, teniendo en cuenta su estado psíquico.

También tratará de determinar qué la llevó a cometer la masacre.

Está acusada de apuñalar hasta la muerte, el 28 de abril, a cuatro residentes de un centro para discapacitados psicomotores en el que trabajaba.

Lee también: Prefiere ir a la cárcel a estar en prisión domiciliaria porque vivir con su esposa "es un infierno"

Las víctimas, dos mujeres y dos hombres, de entre 31 y 56 años, no pudieron defenderse.

También atacó a otras tres personas, hiriendo gravemente a una mujer de 43 años. La Policía denunció lesiones causadas por "el empleo de una violencia extrema".

El establecimiento, denominado Thusnelda von Saldern Haus, se especializa en la acogida y el apoyo a las personas con discapacidades físicas o mentales, en particular los no videntes y los autistas.

Alrededor de 65 personas viven en esta estructura, que emplea a más de 80 personas.

El sitio, gestionado por un proveedor diaconal de servicios especializados en los ámbitos de la salud, la educación y el empleo, incluye viviendas, escuelas y talleres de trabajo.

Comentarios