A dos días de Navidad, la variante ómicron del coronavirus, altamente contagiosa, se extiende a gran velocidad en Europa, donde el Reino Unido batió récord con 106.000 casos de covid-19 en 24 horas y España volvió el miércoles a imponer el barbijo en exteriores.

Frente a este aumento de los casos, España, que registró el miércoles también un récord de 60.041 casos de covid-19 en 24 horas (cerca de la mitad con ómicron), decidió que a partir del jueves será de nuevo obligatorio usar barbijo en el exterior.

"El barbijo ha demostrado en los últimos meses ser una herramienta eficaz en la prevención", manifestó el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

El Reino Unido, que pasó por primera vez el miércoles por encima de los 100.000 nuevos casos diarios (106.122, más de la mitad con ómicron), aprobó el miércoles el uso de la vacuna anticovid del laboratorio Pfizer para los niños de 5 a 11 años, que recibirán una dosis menos fuerte de la vacuna.

Francia comenzó este miércoles a vacunar a los menores de esa franja de edad, y otros países europeos como Bélgica, Dinamarca, Austria, Grecia, España y Portugal anunciaron que también extenderían la vacunación a los niños.

La ola de contagios provocados por la ómicron avanza con rapidez en Francia, donde cerca de 20% a 30% de los nuevos casos de covid-19 -84.000 en las últimas 24 horas- corresponden a esa contagiosa variante, según datos oficiales.

TAMBIEN PUEDE LEER: China ordena el confinamiento de una ciudad de 13 millones de habitantes por el covid-19


"Ómicron se está volviendo, o ya se volvió, dominante en varios países, incluyendo a Dinamarca, Portugal y Reino Unido, donde las cifras se duplican cada día y medio a tres días, con tasas de transmisión inéditas", declaró el doctor Hans Kluge, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa.

En Bélgica se anunció el miércoles el cierre de cines y salas de espectáculos, mientras que cafés y restaurantes podrán estar abiertos hasta las 23H00.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió contra la ilusión de que bastaría con administrar dosis de refuerzo para superar la pandemia de covid-19.

"Incluso podrían prolongar la pandemia
en vez de acabar con ella, al desviar las dosis disponibles a países con altas tasas de vacunación, brindando así al virus más posibilidades de propagarse y mutar", añadió.




Comentarios