La explosión que dejó un muerto y varios heridos el lunes por la noche en un autobús cerca de Kampala fue el resultado de un ataque suicida, anunció el martes la policía ugandesa.

"Podemos confirmar que el incidente es el resultado de un ataque suicida cuya única víctima fue su autor", indico el portavoz de la policía Fred Enanga, subrayando que el kamikaze se encontraba en la lista de miembros buscados del grupo Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF).

La explosión se produjo después del atentado con bomba en una cafetería el sábado por la noche, en el que murió una persona y otras tres resultaron heridas. 

Enanga afirmó que habían establecido "una alta conectividad" entre los dos ataques. "Hay individuos o grupos de individuos que preparan estos artefactos explosivos improvisados que pertenecen al mismo grupo de atacantes", precisó Enanga. 

Las temidas ADF, históricamente un grupo rebelde ugandés, son acusadas de haber matado a miles de civiles en el este de la República Democrática del Congo (RDC).

En marzo, Estados Unidos vinculó oficialmente a las ADF con el grupo Estado Islámico.

Lee también: Enfermera juzgada por múltiples muertes en un centro para discapacitados en Alemania

La Iglesia católica de RDC afirma que las ADF mataron a unos 6.000 civiles desde 2013, mientras que el Rastreador de Seguridad de Kivu (KST) le atribuye más de 1.200 muertes solo en la zona de Beni desde 2017. 

La policía calificó el ataque del sábado como un "acto de terror doméstico" y, posteriormente, el Estado Islámico lo reivindicó. 

Los investigadores dijeron que una mujer de 20 años murió y otras tres personas resultaron heridas en la explosión en un popular restaurante de carretera.

La policía dijo que la explosión del sábado fue causada por un artefacto explosivo que contenía clavos y trozos de metal, cubiertos por una bolsa de plástico.

También indicó que la bomba rudimentaria colocada debajo de una mesa indicaba que era obra de un grupo local poco sofisticado, y restó importancia a cualquier conexión con redes extranjeras.

Comentarios