La fiscalía francesa pidió el jueves una pena de un año, de la cual seis meses de cárcel firme, contra el expresidente Nicolas Sarkozy por haber excedido el máximo autorizado de gastos durante su campaña electoral de 2012.

Sarkozy manejó con "total dejadez" las finanzas de una campaña "de oro macizo" a la vista de su nivel de gastos, que duplicó el límite legal, escribieron los fiscales a cargo del caso. 

Además de la pena de cárcel, solicitan contra el expresidente (2007-2012) una multa de 3.750 euros (unos 4.500 dólares). 

Sarkozy, que perdió la reelección y se retiró de la vida política activa, no estaba presente en la audiencia.

El juicio, conocido como el caso Bygmalion, contra el exmandatario conservador y otros 13 encausados se abrió el 20 de mayo.

Los responsables que dirigieron la campaña electoral afrontan penas de 18 meses a cuatro años de cárcel.


Comentarios