El presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, y su Gobierno se expresaron este lunes en contra de las manifestaciones en Cuba considerando que lo que está sucediendo en la Isla es un intento de “desestabilización”.

“Expresamos nuestro pleno respaldo al pueblo cubano en su lucha contra las acciones desestabilizadoras. Cuanto más el gobierno de Cuba avanza en la salud y la ciencia, más enfrenta la desinformación y el ataque extranjero”, escribió Arce en Twitter.

Mientras que la Cancillería emitió un comunicado en el que señala la situación en Cuba “afecta la estabilidad política y social de este país, perturbando la convivencia pacífica de ese pueblo valeroso”.

En contrapartida, los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Tuto Quiroga saludaron las protestas en Cuba.

“El tránsito de Cuba hacia la libertad y la democracia es inevitable; la dictadura, la persecución política, la prohibición del libre pensamiento ya no son tolerados en Latinoamérica. Demandamos que ese proceso se realice en paz, sin violencia ni injerencia”, escribió Mesa en Twitter.

Quiroga señaló, también en Twitter: “El pueblo despertó y viene la represión persecutoria. El mundo y la región deben apoyar a esos héroes. Después de 62 años, nada será igual en Cuba”.

Miles de cubanos, hartos de la crisis económica, agravada por la escasez de alimentos y medicinas y que ha obligado al gobierno a cortar la electricidad durante varias horas al día, salieron espontáneamente a la calle el domingo en decenas de ciudades de todo el país, al grito de "Tenemos hambre", "Libertad" y "Abajo la dictadura".

Una movilización sin precedentes en Cuba, donde las únicas concentraciones autorizadas suelen ser las del Partido Comunista (PCC-único).

Comentarios