Un aviso de los Países Bajos puso a la Policía de Alemania en la pista de la mayor incautación de droga de la historia. La implicada es una empresa de importación de Rotterdam que recibió un cargamento el 12 de febrero en Hamburgo. Se trataba de cinco contenedores en los que había numerosas latas (1.700 en total) que contenían más de 16 toneladas de cocaína.

El jefe de la oficina de investigación de aduanas de Hamburgo, René Matschke, informó al medio alemán NDR que la carga proviene desde Paraguay y que este es cuantioso golpe económico al narcotráfico.

"El valor de venta ambulante de las drogas está entre 1.500 y 3.500 millones de euros", dijo Matschke.

Las autoridades de seguridad holandesas también examinaron más de cerca la empresa de Rotterdam. Y tres días después incautaron otras 7,2 toneladas de cocaína en Amberes, Bélgica. 

Las 16 toneladas incautadas en Hamburgo constituyen la mayor cantidad de cocaína incautada jamás en Europa. También es uno de los hallazgos más grandes del mundo. La incautación es parte de una tendencia: los investigadores se han encontrado con cantidades cada vez mayores de cocaína durante varios años.

La incautación en el puerto de Hamburgo debe ser una "gran llamada de atención", dice Sebastian Fiedler del Bund Deutscher Kriminalbeamter (la asociación de detectives alemanes). 

El tráfico de drogas es un "gigantesco problema de seguridad", ya que las enormes ganancias fluyen hacia nuevos delitos y también hacia la economía legal. Ahora debe discutirse ampliamente si uno está bien posicionado con la política de drogas actual y qué se puede contrarrestar contra el crimen de drogas, dijo Fiedler. Sobre todo, las aduanas juegan un papel fundamental


Comentarios