Paulo Soleto

Aadiqa Madadgar
, una cantante afgana de 22 años, cuenta con 21.200 suscriptores en YouTube y 182.000 seguidores en Instagram, fue concursante en un programa de talentos llamado “Afghan Star” donde se hizo famosa por su voz, en sus redes compartía videos donde se la podía ver riendo mientras comía una sandía o entonaba una canción folclórica en un café junto a un guitarrista, el 14 de agosto por primera vez habló de política en su cuenta: "No me gusta mostrar mis penas por internet, pero estoy harta de todo esto", escribió. "Mi corazón se rompe al ver mi tierra, mi patria destruida lentamente", dijo la artista, al día siguiente los talibanes tomaron el control de Kabul y la influencer no volvió a escribir más.

Ayeda Shadab, icono de la moda para jóvenes afganas,  tiene 290.000 seguidores en Instagram y 400.000 en TikTok donde subía videos diariamente desfilando las últimas novedades de su prestigiosa tienda de Kabul, ella es otra influencer que mostró su terror por la llegada de los talibanes y el peligro que representan para mujeres como ella que trabajan en el sector de la moda "Si los talibanes toman Kabul, las personas como yo no estaremos seguras, a las mujeres que, como yo, no llevamos velo y trabajamos, no nos aceptan", declaró a la cadena alemana ZDF durante una reciente entrevista y, horrorizada, aseguró que estaba lista para huir, recientemente, anunció que ya estaba en Turquía.

Otros famosos e 'influencers' siguieron sus pasos como Aryana Sayeed, una de las cantantes afganas más famosas, quien subió a Instagram el miércoles una foto de ella a bordo de un avión del ejército estadounidense con destino a Doha y relataba que ya se encontraba a salvo tras vivir noches que no olvidará.

Pero otros no tuvieron tanta suerte, es el caso de Zaki Anwari, un futbolista juvenil del equipo nacional de Afganistán, que murió tras caerse del costado de un avión estadounidense al que se había agarrado para huir de Kabul.

Lea también: Futbolista de Afganistán muere mientras intentaba huir de los talibanes; quedo atrapado en avión militar

Facebook afirmó que considera a los talibanes como una "organización terrorista" desde hace años, por lo que bloquea sus cuentas tanto en esta plataforma como en Instagram y anunció nuevas herramientas para que los usuarios afganos puedan bloquear rápidamente sus cuentas, esto a raíz de numerosas recomendaciones de militantes, periodistas y asociaciones.

Por otro lado, Raman Chima, responsable del grupo de defensa de internet Access Now, pidió a las redes sociales centrarse en evaluar los posibles mensajes que inciten a la violencia ya que los autores de las publicaciones "pueden ser objetivo de represalias, ser considerados como infieles o contrarios al islam, no solo a ojos de los talibanes sino también ante los otros grupos extremistas religiosos del país"

Human Rights First publicó una serie de consejos en darí y pastún (idiomas oficiales en Afganistán) sobre cómo suprimir la presencia de un usuario en internet.

Son millones los afganos, sobre todo mujeres y minorías religiosas los que temen por su libertad, seguridad y su vida, aún recuerdan la visión ultraortodoxa de la ley islámica que fue impuesta por los talibanes durante su gobierno en el año 1996 a 2001, en la que se prohibió a mujeres trabajar, recibir educación y hasta salir de sus casas sin un acompañante hombre que sea de su familia y donde las penas son los latigazos y la lapidación hasta la muerte.


Comentarios