En Irán a los largo de los años han tenido una relación compleja en relación a las mascotas. En los últimos días, sus autoridades analizan aumentar las restricciones al considerar prohibir animales como los perros y gatos por considerarlos “peligrosos” e “impuros”.

Los animales causan un cambio gradual en el estilo de vida iraní e islámico y sustituye el amor y los lazos sentimentales entre las personas por el de los animales”, dice una parte de una ley enviada este mes al Parlamento de este país.

Se trata de la Ley de Protección Pública contra los Animales Peligrosos y Nocivos. Esta norma pretende prohibir la "la importación, reproducción, crianza, venta o transporte de animales peligrosos y sucios" y su presencia en espacios públicos.

TAMBIÉN LEA: ¿Consentido quién? Familia construyó un pequeño balcón para que sus mascotas puedan usarlo

Entre los otros animales que pretenden prohibir son los cocodrilos, tortugas, serpientes, camaleones, ratas y monos. Entre los más comunes sobresales el perro, gato y conejo.

En caso que esta ley fuera aprobada, las acciones contrarias serían multadas con las cantidades de 10 y hasta 30 veces el salario mínimo de este país. Además, la Policía tendría el derecho de confiscar a los animales.

Instituciones como Policía, Fuerzas Armadas y otros que deseen tener animales podrán hacerlo solo con un permiso especial en la oficina fiscal de cada provincia, que “investigará” las peticiones.

Comentarios