Las autoridades japonesas advirtieron este lunes de una posible escasez de electricidad, en momentos en que el país sufre temperaturas récord y Tokio acaba de vivir la temporada de lluvias más corta de su historia.

"Pedimos a la población reducir su consumo de energía al inicio de la noche", cuando las reservas de electricidad se encuentran en su nivel más bajo en el gran Tokio, declaró este lunes el vicesecretario general del gobierno japonés, Yoshihiko Isozaki.

El gobierno instó a los habitantes a tomar las medidas necesarias para protegerse del calor y evitar una insolación.

La Agencia Meteorológica Japonesa (JMA) pronosticó temperaturas de hasta 35° C este lunes en la capital del país, donde el termómetro no debería caer debajo de los 34° C antes del domingo próximo.

Lee también: Cuatro muertos y decenas de heridos por desplome de plaza de toros en el sur de Colombia

A pesar de que una gran parte de Japón tendría que estar en esta época del año en plena temporada de lluvias, la JMA declaró que la misma llegó a su fin este lunes en la región de Kanto, donde se encuentra Tokio.

Se trata del final más rápido de la temporada de lluvias -22 días antes que lo habitual- desde que Japón comenzó a medir datos comparables en 1951.

La temporada de lluvias terminó además este lunes en el centro de Japón y una gran parte de la isla de Kyushu (sudoeste), lo que marca también un récord.

El domingo, el termómetro alcanzó 40,2° C en la ciudad de Isesaki, a un centenar de kilómetros al norte de Tokio, es decir la temperatura más alta registrada en Japón en el mes de junio.

Comentarios