El juez en lo penal Alejandro Catania, que investiga a Mauricio Macri, a cuatro de sus ministros y otros funcionarios por el envío de municiones a Bolivia tras la renuncia de Evo Morales en 2019, dispuso una decena de medidas de prueba que incluyen el envió de un exhorto diplomático a la Justicia boliviana para pedir un informe detallado sobre la salida y la llegada de los pertrechos bélicos.

Catania implica imprimirle velocidad al expediente hasta que se termine de definir qué magistrado se quedará con la causa donde se investiga por posible contrabando de armas y municiones a Bolivia, ocurrido el 12 de noviembre de 2019, según publicación del diario argentino La Nación.

El juez le pidió al juzgado penal con competencia en el delito de contrabando, con jurisdicción en La Paz, Argentina, informes de las certificaciones de los documentos ligados al arribo, el día 13 de noviembre de 2019, del Hércules C130 de las Fuerza Aérea Argentina TC70 con pertrechos. 

Se busca saber la cantidad de personas (pasajeros y tripulación) que arribaron, la documentación de migraciones y de aduana vinculada con el control, fotos o videos de la descarga el avión, los datos de los vehículos donde fue trasladada esa carga, si eran civiles o militares y hasta un croquis completo del aeropuerto donde arribó el avión, marcado el lugar donde aterrizó.

El juez quiere saber quiénes eran las personas de migraciones, aduana, policial, militar, civil y/o personal diplomático que estaban presentes cuando llegó la aeronave, sean bolivianos o argentinos, y los registros de acceso al aeropuerto boliviano.

TAMBIEN PUEDE LEER: Sequía extrema causa gigantescas tormentas de arena en Brasil

También requirió conocer a dónde fueron traslados esos pertrechos, si permanecen aún en Bolivia y que se interrogue como testigos a las personas que hubieran colaborado en el control de descarga de los materiales y el derrotero que siguieron cuando salieron del aeropuerto boliviano.

También pidió interrogar a los policías que firmaron el “Inventario de agentes químicos en depósito”, donde supuestamente fueron encontrados parte de los pertrechos enviados a Bolivia.

Asimismo, solicitó un peritaje para saber si es falsa o no la carta que le envió un comandante boliviano al entonces embajador argentino en Bolivia donde le agradece por los pertrechos. 

El embajador negó haber recibido esa carta. Por eso el juez pidió tener un registro indubitable de escritura o la firma del excomandante de la Fuera Aérea Boliviana Jorge Gonzalo Terceros Lara, que fue el que supuestamente envió la misiva a Normando Álvarez García.

Por último,
solicitó informes pormenorizados a los ministerios de Defensa y de Seguridad y a la Gendarmería Nacional para hacer lugar a la mayoría de las medidas de prueba propuestas por la querella en esta causa, que está a cargo de AFIP.

Antecedentes

 El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, denunció ante la prensa que Macri (2015-2019) envió "munición" para "reprimir" las protestas de finales de 2019, un día después de que Jeanine Áñez asumiera el poder interinamente.

La denuncia de los gobiernos de Bolivia y Argentina contra el expresidente Mauricio Macri y algunos de sus colaboradores por supuestamente haber mandado a Bolivia suministros, ha acrecentado la tensión política interna en ambos países.

La Justicia argentina ha abierto una investigación contra el exmandatario por presunto contrabando de material antidisturbios a raíz de la denuncia interpuesta por el Ejecutivo. Macri, ahora desde la oposición, niega las acusaciones y considera que forman parte de una persecución política orquestada por el presidente Alberto Fernández para desviar la atención de la situación sanitaria y económica, según medios argentinos. 


Comentarios