Gilad Gil Pereg es una persona de 40 años que es conocido como el “hombre gato”. Es acusado de los asesinatos de su madre (Pyrhia Saroussy) y tía (Lily Pereg) y ha tomado protagonismo por haber "maullado" durante un juicio en Argentina.

Este martes en el juicio en su contra contó cómo fue que se "convirtió" en gato. Pereg describió la supuesta transformación que lo llevó a haber decidido ser un animal y el motivo está en las malas experiencia que ha visto del resto de los humanos.

“Después de haber visto toda la maldad que hacen ustedes las criaturas de dos patas, decidí ser un gato. Vivo 100% como gato, como alimento, juego con los gatos y siempre he maullado. Tengo 37 gatos y estoy muy preocupado por ellos", dijo.

TAMBIÉN LEA: ¿Quién es el 'hombre gato'? el acusado de asesinar a su madre y a su tía y maullar en su juicio

"Todos los humanos son basura y sólo saben hacer el mal. Son el diablo mismo. Mi madre y mi abuelo eran la única excepción”, añadió.

Luego explicó la existencia de un gato “líder” que dice protegerlo y lo describió como “un gato grande, como de 50 kilos”.

"Yo vivía como gato todo el tiempo, estaba con mis hijos. Y cuando salía a la calle actuaba como persona. Me costaba mucho y no podía hacerlo por mucho tiempo. Podía hacerlo por media hora, pero luego volvía a mi casa a ser gato”, declaró.

La defensa busca que vuelva a Israel

La defensa de Gilad Pereg indicó que en caso de ser declarado inimputable y que tenga que someterse a un tratamiento, solicitarán que sea "trasladado a un hospital neuropsiquiátrico en Israel".

"Estamos trabajando en conjunto con la Embajada de Israel para que Pereg, en caso de que sea considerado inimputable, sea trasladado a un hospital neuropsiquiátrico en Israel, porque entendemos que es el mejor tratamiento que puede recibir", dijo Lautaro Brachetta, uno de los abogados del israelí.

Comentarios