La campaña de vacunación contra el Covid-19 en Brasil, donde la inmunización de la población empezó tardíamente, está amenazada por la falta de dosis, según informaciones de las autoridades de varios estados.

En Rio de Janeiro (sureste), la ciudad brasileña con más muertos (casi 20.000 desde el inicio de la pandemia), la alcaldía advirtió en un comunicado que solo dispone de dosis suficientes para vacunar "hasta el sábado".

"Esperamos la llegada de nuevas dosis la próxima semana. De no ser así, la vacunación se interrumpirá", precisó la nota.

En dos ciudades de la periferia de Rio, Sao Gonçalo y Niteroi, la vacunación ya fue suspendida durante varios días esta semana.

Lo mismo ocurre con Salvador de Bahía (noreste), que ha interrumpido la inmunización de los profesionales de salud y ha retrasado el inicio de la de personas de 80 a 84 años, que debía comenzar esta semana.

En el estado de Sao Paulo, el más rico y poblado de este país de 212 millones de habitantes, las autoridades sanitarias también tuvieron que postergar el inicio de la vacunación de esa franja de edad hasta el 1 de marzo.

"Las fechas se fijaron según la cantidad de vacunas disponibles. Y no hay suficientes", afirmó el viernes Jean Gorinchteyn, secretario de Salud de Sao Paulo, citado por el portal de noticias Uol.

En Brasil, el segundo país con más muertos por el coronavirus (236.000), solo por detrás de Estados Unidos, la vacunación arrancó hace tres semanas. En Estados Unidos, algunos países de la Unión Europea y otros países sudamericanos, como Argentina, se había iniciado a finales de 2020.

Por ahora, cerca de 12 millones de dosis de vacunas -la CoronaVac del laboratorio chino Sinovac y la del anglo-sueco AstraZeneca- se han distribuido a todos los estados de Brasil y ya han sido vacunadas más de 4,5 millones de personas.

Según el diario O Globo, el 70% de las dosis restantes se reservan para asegurar que los ya vacunados reciban la segunda dosis.

La distribución de nuevas dosis de CoronaVac debería reanudarse el 23 de febrero, luego de la llegada en los últimos días a Sao Paulo de insumos de China que permitirán la producción de más de 17 millones de unidades.

Más de 2,7 millones de dosis de AstraZeneca también deberían estar disponibles en marzo.

Pese a los retrasos, el ministro de Salud aseguró el jueves en una audiencia en el Senado que toda la población estará vacunada antes de fin de año y la mitad antes de junio.

Muy criticado por su gestión de la pandemia, el gobierno del presidente Jair Bolsonaro espera recibir 210,4 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca durante el año y 100 millones de CoronaVac hasta finales de agosto.

Comentarios