Los mexicanos deciden este domingo si Andrés Manuel López Obrador deja anticipadamente la presidencia o termina su mandato en 2024, en el primer referendo revocatorio en la historia del país.

"Que nadie olvide que el pueblo es el que manda, el pueblo pone y el pueblo quita", dijo López Obrador ante la prensa tras votar a unos pasos del palacio presidencial.

AMLO, como es conocido por las iniciales de su nombre, logró que la consulta fuera incluida en la Constitución en 2019 como un antídoto contra "malos gobiernos".

También te puede interesar: Congreso de Perú aprueba moción no vinculante que insta a Castillo a renunciar

"Nos va a ayudar a que nadie en ningún nivel en la escala se sienta absoluto", añadió este domingo el gobernante, elegido por seis años.

Las urnas abrieron a las 08:00 locales (13:00 GMT) y cerrarán a las 18:00 (23:00 GMT) en la mayor parte del país, de 126 millones de habitantes y donde hay tres husos horarios.

Decenas de personas hacían fila en las casillas antes de la apertura, aunque analistas ven difícil que el referendo alcance el umbral de participación para ser vinculante: 37 millones de electores (40% de los habilitados para votar).

Ese hecho por sí solo ratificaría en el cargo al primer presidente de izquierda del país, de 68 años y con una aprobación de 58%, según un consolidado de encuestas de la firma Oraculus. En México no hay voto obligatorio.

"¡AMLO, no estás solo!", rezan algunas de las pocas vallas desplegadas en Ciudad de México, donde al igual que en otras partes del país no hubo ambiente de campaña.

"¡Terminas y te vas!" y "¡Urnas vacías!", responden de su lado en redes sociales políticos opositores y usuarios que llaman a la abstención, alegando que el plebiscito es solo un acto de "propaganda".

Con la mira en 2024

Benigno Gasca, matemático y músico de 57 años, opina que el referendo es una "oportunidad de cambiar lo que no está bien". "Ha habido presidentes que luego de ser elegidos por el pueblo terminaron sirviendo a otros intereses", declaró.

Pero Laura González, maestra jubilada de 62 años, opina que "es un ejercicio inútil, dinero tirado a la basura". "Si su gente fue la que le organizó la consulta, que vayan ellos", dijo a la AFP.

La consultora en asuntos electorales Integralia estima una participación promedio de 14,8% de los electores. "Se prevé una mayoría contundente a favor de que López Obrador siga en el cargo", señala en un informe.

AMLO acusa al Instituto Nacional Electoral (INE) de sabotear el referendo en complicidad con "los conservadores" (como llama a la oposición), por lo que anunció una reforma para que sus integrantes y los del tribunal electoral sean elegidos por voto popular y no por la Cámara de Diputados.

"Es rotundamente falso que el INE no haya cumplido con su deber de difundir" el referendo, aseveró este domingo el presidente del organismo, Lorenzo Córdova, quien denunció el "potencial uso de recursos públicos" por parte del oficialismo para promover la consulta.

El INE instaló 57.500 puestos de votación contra los 161.000 de una elección federal.

Sin mayor riesgo de tener que abandonar el poder, el presidente podría aprovechar el plebiscito para airear algunos proyectos y "echar a andar la maquinaria" del partido oficialista Morena rumbo a las presidenciales de 2024, estima la analista política Martha Anaya.

"Será un parámetro para evaluar la capacidad de movilización" oficialista, apunta Integralia.

En el país no existe la reelección presidencial ni la ampliación de mandato, y en todo caso AMLO ha dicho que se retirará de la política en 2024.

Horizonte de retos

En los casi tres años que le restan de mandato, su proyecto de "transformación" tiene varios desafíos, como la aplicación de una reforma al sector eléctrico avalada por la Suprema Corte de Justicia esta semana, contra el deseo de Estados Unidos, Canadá y España, y de los partidos opositores PRI, PAN y PRD.

El nuevo marco, que AMLO espera reforzar con una reforma constitucional, da mayor peso al Estado en la generación de energía.

Algunas de las apuestas avanzan cuesta arriba, pues la coalición de gobierno -principal fuerza en el Congreso- no reúne sin embargo los votos suficientes para modificar la Constitución y se ve obligada a negociar.

López Obrador fundamenta su aceptación en programas sociales a los cuales destina este año 23.000 millones de dólares (6,4% del presupuesto) y políticas como la mejora del salario mínimo (265 dólares mensuales).

"Se vive un poco mejor a pesar de la pandemia. Ha habido avances, sobre todo en el terreno social, y ha disminuido mucho la corrupción", afirma Herlinda Escamilla, comerciante de antigüedades de 75 años que se beneficia de un subsidio para adultos mayores.

Según Coneval, organismo público que evalúa las políticas sociales, 44% de los mexicanos vive en pobreza, uno de los males que AMLO se comprometió a combatir junto con la corrupción.

Entre los retos del mandatario también están la persistente violencia criminal, que deja unos 340.000 muertos desde 2006, y una economía golpeada por el covid-19, que se desplomó 8,4% en 2020, repuntó 5% en 2021 y este año crecería sólo 3,4%.

La inflación anualizada está en sus mayores niveles en dos décadas (7,3% en febrero).

Comentarios