La Policía de Cabo Verde anunció que, con la ayuda de agentes estadounidenses, incautó más de cinco toneladas de cocaína en el mar a bordo de un barco de pesca procedente de Brasil, y detuvo a cinco brasileños y dos montenegrinos.

Se trata de una de las mayores incautaciones de drogas realizadas por los servicios de Policía de este archipiélago lusófono del Atlántico, situado frente a las costas africanas, según informó la Policía el miércoles por la noche.

En enero de 2019, 9.570 kg de cocaína fueron descubiertos en el puerto de la capital, Praia, a bordo de un buque con bandera panameña, que partió de América del Sur hacia Marruecos con una tripulación rusa.

Las costas de África occidental son conocidas por ser una importante ruta de tránsito de cocaína de procedencia latinoamericana a Europa.

Cabo Verde es vulnerable debido a su geografía y a la extensión de las aguas que son vigiladas con medios limitados.

Esta vez se interceptaron 5.668 kilos de cocaína en el mar.

"La operación tuvo lugar el 1 de abril, después de un abordaje en alta mar por sospechas de tráfico internacional de drogas", dijo ante los periodistas el director de la policía judicial de Cabo Verde, Ricardo Gonçalves.

"Bajo la jurisdicción de las autoridades caboverdianas, la policía de Estados Unidos y de Cabo Verde embarcaron, inspeccionaron la nave pesquera y procedieron a la incautación de 5.668 kilos de cocaína", añadió. 

Además de los servicios de Cabo Verde, la operación implicó a los servicios de drogas de Estados Unidos, la Marina de Estados Unidos, la policía federal de Brasil y la agencia nacional de delitos del Reino Unido.

Comentarios