No es una parada de bus, ni mucho menos una concentración planificada. Es el colapso que más de mil inmigrantes ilegales han provocado en la comuna de Colchane. Una crisis migratoria que se agudiza en el altiplano chileno .
 
En fila e intentado mantener el orden, así se organiza el gran grupo de extranjeros que desde hace unos días alertó a pobladores y autoridades porque habrían ingresado por pasos no habilitados en la frontera con Bolivia.
 
La irregularidad de la situación obligaría a este grupo de inmigrantes a deambular y pernoctar por la comuna, que no supera los mil quinientos habitantes. Los residentes están preocupados, mientras algunos buscan soluciones, otros ya están cansados:
 
Sin embargo, el problema no es solo para quienes ingresaron los últimos días de forma ilegal: los que tienen sus papeles al día, tampoco pueden salir de Colchane porque las fronteras están cerradas y los montos que les exigen para retornar a Iquique o a Santiago, les resultan impagables.

Este flujo migratorio se da después de que se viralizara unas instrucciones de cómo ingresar a Chile de manera ilegal. Ahora, la situación se está saliendo de control y el Alcalde de Colchane pidió ayuda al presidente de Bolivia.

"Abogo a usted para trabajar en una solución definitiva a este flujo migratorio que afecta a nuestros países, pueblos originarios y ciudadanos venezolanos. Quedo llano a su respuesta y nuestro compromiso a trabajar con usted y las instancias internacionales pertinentes que puedan intervenir en la búsqueda de una solución. Me despido de usted, con la seguridad que mis palabras no caerán en el vacío", señala la carta.

Intervención de cancillerías y restricción de acceso con militares, son parte de las solicitudes que hace el alcalde de Colchane, tras denunciar que las comunidades aymaras han visto sus propiedades violentadas por la llegada de migrantes, además de las condiciones precarias a las que estos mil inmigrantes estarían expuestos.

Mire aquí el reporte de nuestro aliado en Chile, Mega:



Comentarios