Los mexicanos votan este domingo en elecciones legislativas y locales, un examen clave para el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras una violenta campaña y la devastación que deja la pandemia de covid-19.

Las urnas abrieron a las 08:00 hora local para renovar la Cámara de Diputados, unos 20.000 cargos regionales y 15 de 32 gobernaciones.

"Después de nueve meses de intenso trabajo y presiones de todo tipo, hemos llegado a la jornada electoral más grande y más compleja que hayamos organizado en los últimos 30 años", dijo el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

El proceso, al cual están convocadas 95 millones de personas, se extenderá hasta las 18:00 hora local.

Se trata de una prueba crucial para el mandatario de 67 años, que intenta retener el control de la Cámara de Diputados y afianzar así su proyecto de izquierda.

TAMBIÉN LEA: Perú empieza a votar en decisiva elección entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo

"La elección es vista como un referendo sobre López Obrador", dijo la firma británica Capital Economics en un reporte a sus clientes.

Aunque México es uno de los países más golpeados por el coronavirus, la perspectiva de un voto castigo parece debilitada ante el retroceso de la epidemia, según encuestas.

López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO, mantiene una popularidad superior al 60% y se espera que conserve una cómoda mayoría para impulsar reformas en su cruzada antineoliberal, aunque perderá algunos escaños, de acuerdo con los sondeos.

Presentándose como el abanderado contra una corrupción crónica, el mandatario fue elegido en 2018 para un período de seis años y cimienta su aprobación en amplios programas sociales.

Violencia electoral

Los comicios se celebran en un clima de violencia tras el asesinato de 91 políticos desde septiembre pasado, cuando arrancó el proceso. De ellos, 36 eran candidatos o precandidatos, en su mayoría a cargos municipales.

Esta escalada se enmarca en el baño de sangre que sufre el país desde 2006, cuando el gobierno de la época lanzó un polémico operativo militar contra los carteles del narcotráfico.

TAMBIÉN LEA: Residentes peruanos podrán circular en Santa Cruz para ir a votar presentando su documento de identidad

La noche del viernes fue asesinado René Tovar, aspirante a la alcaldía de Cazones de Herrera (estado de Veracruz, este).

López Obrador, quien sostiene que el crimen organizado busca influir en las votaciones para ampliar su poder, dijo que la seguridad de los comicios está garantizada.

En la contienda de 2018 fueron asesinados 48 aspirantes.

Mayoría clave

La alianza oficialista, encabezada por el partido Morena de AMLO, tiene mayoría calificada en la Cámara de Diputados (dos tercios de los 500), que se elige cada tres años.

Según un consolidado de encuestas de la firma Oraculus, el oficialismo podría perder ese dominio, aunque por poco, al pasar de 333 a 322 bancas.

La mayoría calificada en ambas cámaras es necesaria para aprobar reformas constitucionales. Hasta ahora, la alianza gobernante sólo tiene que buscar acuerdos con la oposición en el Senado, que controla sin disponer de dos tercios de los escaños.

Pero si se confirman las previsiones, también tendrá que hacerlo en la Cámara de Diputados.

Un retroceso en la Cámara Baja podría debilitar el proyecto de AMLO, que impulsa reformas para devolver al Estado el protagonismo en el sector energético, a contracorriente de leyes que ampliaron la participación privada en 2014.

Sin embargo, "si la coalición de López Obrador asegura una descomunal victoria (...), puede ganar influencia política y legitimidad para empujar a que el Senado apruebe sus políticas, abriendo la puerta para reformas significativas", estima Capital Economics.

Desde 1997, las parlamentarias han reducido o arrebatado las mayorías a los partidos gobernantes.

Muy disminuida durante el gobierno de López Obrador, la oposición compite con una alianza de partidos tradicionales: el exhegemónico PRI (centro), el PAN (conservador) y el PRD (izquierda).

Esos movimientos acusan al presidente de una pésima gestión de la pandemia y de socavar el equilibrio de poderes con ataques a la justicia y al INE.

El país, de 126 millones de habitantes, acumula casi 229.000 muertes por el virus -cuarto en el mundo en números absolutos- y su tasa de mortalidad es la vigésimoprimera por 100.000 habitantes.

La economía mexicana -segunda de América Latina- se contrajo 8,5% en 2020 en medio de un estricto control del gasto por parte del gobierno, que junto con el autónomo banco central espera un rebote de entre 6 y 7% en este año.

Comentarios