El gobierno de México autorizó a las empresas privadas y a los gobiernos locales a importar vacunas contra el covid-19, anunció este viernes el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

"Cualquier empresa o gobierno local que quiera adquirir vacunas para aplicarlas en México tiene autorización", dijo el mandatario en su conferencia matutina.

Para obtener los permisos, los interesados deberán presentar el contrato de compraventa y detalles de los lugares y población que vacunarán "para que no haya duplicidades".

También tendrán que informar las fechas de arribo de los biológicos y que estos sean producidos por las farmacéuticas "que ya están autorizadas (...) en México o están por autorizarse", apuntó López Obrador.

Además, garantizó que "no habrá retrasos" en el otorgamiento de permisos.

El líder izquierdista justificó la decisión, indicando que no quiere que se "malinterprete" que el gobierno tiene "el monopolio de la aplicación de las vacunas".

López Obrador advirtió, sin embargo, que "no es fácil conseguir" los biológicos, pues "desgraciadamente no alcanza la producción" para abastecer por completo a todos los países.

Hasta ahora, el gobierno tiene el control exclusivo del proceso de recepción, distribución y aplicación de las vacunas, que comenzó el pasado 24 de diciembre con "carácter gratuito y universal".

El presidente no ofreció en lo inmediato detalles sobre la eventual comercialización.

Las autoridades dividieron el plan de inmunización en varias etapas, dando prioridad a los trabajadores de la salud que atienden a los enfermos de covid-19. Este grupo recibe el biológico desarrollado por el dúo farmacéutico estadounidense-alemán Pfizer/BioNTech.

Hasta el jueves, el gobierno había aplicado 567.379 dosis de la vacuna, que requiere dos inyecciones con un intervalo de 21 días. De esa cifra, 18.510 personas completaron ya su esquema de inmunización, de acuerdo con datos oficiales.

Entre febrero y marzo próximos serán vacunados los adultos mayores y los enfermos crónicos, y sucesivamente se aplicará por rangos de edad, de mayores a menores.

México, de 128 millones de habitantes, es el cuarto país más enlutado por la pandemia en números absolutos. El jueves registró nuevos máximos de contagios y fallecimientos.

El país añadió 22.339 infecciones nuevas el jueves, sumando un total de 1.711.283. También se contabilizaron 1.803 defunciones, para un acumulado de 146.174.



Comentarios