Tras la muerte de 46 migrantes en Estados Unidos, el Papa Francisco pidió orar por las personas que murieron mientras perseguían una vida mejor. 

Este lunes, en Texas en Estados Unidos fueron encontrados 46 personas en un camión abandonado. El jefe del Departamento de Bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo que las personas murieron de agotamiento y exceso de calor dentro del camión, que no tenía aire acondicionado.

Otras 12 fueron trasladadas a hospitales para recibir atención médica.

Te puede interesar: Hallan a 46 migrantes muertos en un camión abandonado en Estados Unidos

Ante ello, el Papa escribió un Twitter este martes sobre la tragedia en la que pide que "el Señor nos abra el corazón y estas desgracias no sucedan de nuevo" y en donde pide orar "por estos hermanos que han muerto mientras perseguían la esperanza de una vida mejor".

Comentarios