Entre bocinazos y vítores, una multitud acudió el sábado al centro de Washington, cerca de la Casa Blanca, para celebrar después de que medios declararon a Joe Biden presidente de Estados Unidos, constataron periodistas de AFP. 

El exvicepresidente de Barack Obama, de 77 años, fue elegido presidente número 46 de Estados Unidos, según las proyecciones de las grandes cadenas estadounidenses, poniendo fin al tumultuoso mandato del republicano Donald Trump.

Bajo un sol casi veraniego, una multitud acudió a la Black Lives Matter Plaza, parte de la avenida que conduce a la residencia presidencial, así rebautizada unos meses atrás para denunciar la brutalidad policial contra los afroamericanos.

La capital federal es un bastión demócrata. Los carteles con los rostros de Joe Biden y Kamala Harris, la futura vicepresidenta, florecieron de nuevo en sus calles, donde miles de sus seguidores, todos con barbijo, los exhiben con orgullo.

"Estoy abrumada, extremadamente feliz y muy orgullosa de que hayamos tomado una dirección diferente", dijo Amy Berger, de 40 años, que estaba con su hijo en una zona más residencial.

En Nueva York, de donde Trump es oriundo, se replicó la escena de celebración. Catherine Griffin, de 47 años, incluso derramó algunas lágrimas de emoción.

"Estoy feliz de que Donald Trump esté saliendo de nuestras vidas, esperemos para siempre", dijo.

Los estadounidenses esperaron cuatro días antes de conocer el nombre de su futuro presidente tras una elección muy cerrada en un país extremadamente polarizado. Los medios terminaron proyectando el sábado una victoria de Joe Biden.