Miles de australianos en Sídney recibieron la orden de evacuar sus viviendas este domingo debido a las torrenciales lluvias que azotan la ciudad más grande del país e inundan su periferia.

Carreteras a lo largo de la ciudad fueron bloqueadas
y las autoridades dicen que se emitieron al menos 18 órdenes de evacuación en el oeste de Sídney, una zona que resultó afectada por una severa inundación en marzo pasado.

"Esta es una situación de emergencia que amenaza la vida", dijo a los periodistas Stephanie Cooke, ministra de Servicios de Emergencia para el estado de New South Wales.

Australia ha padecido especialmente el cambio climático, con inundaciones, incendios forestales mortales, episodios de blanqueamiento de coral en la Gran Barrera e inundaciones cada vez más comunes e intensas.

Con la expectativa de un peor clima en los próximos días, Cooke describió las inundaciones como una "situación de evolución rápida" y advirtió a la gente que debe estar "preparada para evacuar en cualquier momento".

Comentarios