"Seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica", dijo Pedro Castillo quien se declaró ganador de las elecciones en Perú sin que haya un pronunciamiento oficial sobre el resultado del balotaje.

Castillo tenía 50,31% de los votos sobre 49,68% de su adversaria, tras escrutarse, oficialmente, el 96,7% de las mesas de sufragio, la noche del martes, en una contienda ajustada.

La ventaja del maestro de escuela rural es ahora de más de 107.000 votos sobre Keiko Fujimori, según el Órgano Electoral.

Castillo pidió a los órganos del sistema electoral peruano que sean "respetuosos con la voluntad del pueblo peruano" porque el reporte de sus interventores, al finalizar su propio cómputo de votos, le confirma que "el pueblo se ha impuesto en esta gesta". y ha instado a sus seguidores a no caer en ninguna provocación.

Por su parte, la esperanza de Fujimori está en los votos del exterior, donde estaban habilitados para sufragar un millón de los 25 millones de electores peruanos, y que demoran en ser contabilizados.

El partido Perú Libre de Castillo pidió en un comunicado a la ONPE que "cuide la correcta protección de los datos de los votos, al procesarlos y publicarlos".

En el exterior, Keiko consigue por ahora el 66,19% de los sufragios frente al 33,8% de su rival, con el 56,8% de estas mesas escrutadas, una diferencia de 61.000 votos sobre Castillo.


Comentarios