Camila Acosta, la periodista cubana que trabaja como corresponsal del portal español ABC y que fue detenida en la Habana, Cuba, se enfrenta a una condenada de hasta seis años de cárcel por "grabar e incitar protestas". 

La periodista de 28 años de edad, fue detenida el lunes. El portal para el que trabaja informó que los cargos en su contra habían cambiado pues de ser acusada por delitos contra la seguridad del Estado, ahora es procesada por "desacato y desorden público" que tiene penas entre los tres y seis años. 

También te puede interesar: Primer manifestante muerto en Cuba y hay más de 100 detenidos; Gobierno niega "estallido social"

El  padre de la periodista quien estuvo con ella al momento de su detención informó a ABC que agentes le informaron que los delitos por los que es procesada se debe a que grabó las protestas y supuestamente participó de ellas. 

Tras su detención de Acosta, el Gobierno de España exigió su inmediata liberación. 

"Detener a una periodista de un medio de comunicación español, el ABC, a mi me parece improcedente", afirmó el presidente de gobierno, Pedro Sánchez, en entrevista con una cadena privada de televisión.

En respuesta el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba señaló que el medio español nunca había registrado corresponsales ante el Centro de Prensa Internacional (CPI) de la Habana.

Acostaba llevaba unos seis meses colaborando con el rotativo español, y también trabajaba para la web opositora Cubanet, que indicó que la reportera fue detenida poco después de salir de su vivienda, "cuando se disponía a realizar gestiones personales".


Comentarios