Al 81.89% de las actas contabilizadas tras la votación realizada en Perú, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), informa que Keiko Fujimori logra 51,20% de la votación nacional, seguida de Pedro Castillo, con 48,79%.

Con mensajes de unidad, Fujimori y Castillo prometieron que respetarán el resultado de una de las elecciones más reñidas de la historia de este país, golpeado por la pandemia, la recesión económica y una feroz crisis política.

Con proyectos económicos antagónicos, el maestro de escuela rural y la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori libraron una campaña marcada por la incertidumbre y la exacerbación de los miedos.

"Faltan nuestros votos"

Desafiando el toque de queda y la ley seca, centenares de campesinos bailaron la madrugada del lunes en Cajamarca, reducto del candidato Pedro Castillo en el norte de Perú, esperanzados de que remonte en el escrutinio del balotaje y derrote a Keiko Fujimori.

En el pueblo de Tacabamba, donde Castillo recibió los primeros resultados de la decisiva votación del domingo, se congregaron al anochecer campesinos de varias localidades ante un escenario con telas blanco y rojo, colores de la bandera peruana, al ritmo de una orquesta de música andina.

"Vamos con fe, Pedro presidente", coreaba Doraliza Herrera, de 25 años.

En el escenario colgaba un gran retrato del candidato izquierdista con la frase "No más pobres en un país rico", su lema en esta polarizada campaña contra la derechista Fujimori.

Comentarios