El ejército brasileño estuvo envuelto en polémica esta semana, tras conocerse que el Gobierno de Jair Bolsonaro determinó entregarles viagra

Un diputado de ese país reveló que el Gobierno estaba en proceso de comprar 35.000 comprimidos de este fármaco, algo que tuvo gran repercusión mediática.

"En los hospitales hay escasez de medicamentos, pero Bolsonaro y sus allegados están gastando dinero público para comprar pastillitas azules", dijo el diputado de centroizquierda Elias Vaz, quien dijo haber pedido una explicación al Ministerio de Defensa sobre ese gasto que consideró "inmoral".

Te puede interesar: Un joven brasileño se emociona al conocer a un jugador de Oriente Petrolero

El parlamentario dijo que obtuvo esa información en el Portal de Transparencia Gubernamental, que permite acceder a los datos del gasto público previa solicitud.

Según Vaz, los documentos no mencionan el nombre de viagra, pero muestran la aprobación para la compra de miles de comprimidos que contienen "sildenafilo", la molécula del famoso fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil.

El Ministerio de Defensa explicó en un comunicado de prensa enviado a la AFP que "la adquisición de sildenafilo" estaba "destinada al tratamiento de pacientes con hipertensión arterial pulmonar", dado que medicamentos como el viagra también permiten dilatar los vasos de los pulmones.

Esta justificación no impidió que los internautas se divirtieran en las redes sociales, algunos evocando en particular el recuerdo de la "dictadura" militar, con generales en el poder desde 1964 hasta 1985.

"Algunos dicen que estos comprimidos son para ayudar a las Fuerzas Armadas a joder la democracia con más fuerza de lo que ha hecho últimamente", bromeó el blog satírico brasileño Sensacionalista.

Comentarios