Una familia en la ciudad de Puebla, México, se encontraba celebrando cuando un hombre empezó a golpear a su esposa, lo que provocó la reacción del padre de la víctima, que terminó por asesinar al agresor. 

Durante el incidente, Óscar, el padre de Andrea, tomó un cuchillo y apuñaló varias veces a Juan Ramón, su yerno de 33 años de edad. 

Óscar fue detenido, lo que provocó marchas y reclamos de los vecinos que señalaban que lo único que había hecho era defender a su hija y que de no actuar a tiempo la fallecida podría haber sido la mujer.

El hombre mismo admitió el asesinato de su yerno: “prefiero que mi hija me visite en la prisión, a que yo visite su tumba”.


Dos días después del hecho y ante marchas y reclamos de los vecinos, Oscar de 47 años fue liberado por la justicia local, que en primera instancia dictaminó que actuó en legítima defensa.

Un caso similar al ocurrido en Puebla se registró en el estado de Sinaloa el pasado 15 de mayo, durante una pelea familiar en la que un hombre disparó contra su yerno, quien murió en el patio frontal de su casa.

Tags

Comentarios