El mandatario argentino, Alberto Fernández, respaldó este sábado a la vicepresidenta Cristina Kirchner y echó a su ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, un hombre de su confianza, luego de que desde esa cartera se difundiera una información contra ella.

Fernández le pidió la renuncia al ministro, confirmó la vocera presidencial a la agencia oficial Télam.

La solicitud se produjo luego de que a algunos periodistas les llegara un informe bajo el título "información en off", enviado supuestamente desde la cartera de Kulfas.

En ese informe se responsabiliza a "funcionarios de Cristina" de haber "armado a la medida de (la empresa) Techint" la licitación para la provisión de suministros para el gasoducto Néstor Kirchner.

El gasoducto troncal, cuya licitación fue lanzada este sábado, prevé aumentar la capacidad de transporte del fluido desde el yacimiento no convencional de Vaca Muerta, al sudoeste de Argentina.

Lee también: YPFB asegura llegada a Arica de buque con 45.2 millones de litros de diésel

La acusación pareció volver a atizar las tensiones entre el mandatario y su vicepresidenta, luego de que ambos compartieron el escenario en un acto el viernes para celebrar el centenario de la empresa petrolera YPF, privatizada en los años 1990 y renacionalizada en 2012.

Ese encuentro entre Fernández y Kirchner fue leído como un paso para recomponer las relaciones entre ambos, luego de tres meses sin mostrarse juntos en medio de diferencias por la política económica.

Antes de que la sangre llegue al río este sábado en la gobernante coalición peronista Frente de Todos, el presidente pidió la renuncia a su ministro.

"Es éticamente reprochable hablar en off en desmedro de otro. No avalo esos procederes y comparto el malestar expresado por Cristina Kirchner", tuiteó el mandatario antes de pedirle la renuncia del ministro.

Antes, en la misma red, la expresidenta (2007-2015) consideró "muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos. Lo peor de todo: sin dar la cara, en off, mintiendo y utilizando periodistas", se lamentó la expresidenta (2007-2015) en un tuit.

La denuncia contra la conducción de Energía Argentina (Enarsa) fue rebatida en un comunicado de la empresa pública de distribución y comercalización de la energía y retuiteado por Fernández y Kirchner.  

El viernes, el mandatario había instado "a aunar esfuerzos, hacernos fuertes trabajar en unidad para los más desfavorecidos", mientras que Kirchner le había pedido que use "la lapicera con los que tienen que darle cosas al país", al referirse a negociaciones con sectores empresarios en la lucha contra la inflación que se prevé superará 60% este año.

Comentarios