Un gigantesco buque portacontenedores, el "Ever Given", encalló el martes por la noche en el Canal de Suez durante una tormenta de arena, bloqueando una de las vías navegables más transitadas del mundo.

Un primer intento para reflotar el buque portacontenedores de 400 metros de eslora atrancado en el Canal de Suez fracasó el viernes, anunció la compañía marítima Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), encargada de la gestión técnica del navío.

La operación "fracasó", reconoció BSM en su comunicado, que precisa que "dos remolcadores suplementarios de 220 a 240 toneladas" llegarán de aquí al 28 de marzo para reforzar las maniobras.

¿Cómo ocurrió? 

El barco, de 400 metros de largo y 220.000 toneladas, se desvió de su rumbo en medio de fuertes ráfagas de arena que habían afectado a Egipto y a partes de Medio Oriente.

El "Ever Given", de 59 metros de ancho y 60 de alto, con su carga, de bandera panameña pero operado por una empresa taiwanesa, encalló en el canal, bloqueando toda la navegación entre el Mediterráneo y el Mar Rojo en ambas direcciones.

El operador del buque, Evergreen Marine Corp, con sede en Taiwán, dijo que el barco -que navegaba desde el puerto chino de Yantián a Róterdam, en Holanda- encalló "probablemente tras ser golpeado por una ráfaga de viento".

El incidente "se debió principalmente a la falta de visibilidad debido a las condiciones meteorológicas, mientras que los vientos alcanzaron los 40 nudos (74 km/h), lo que afectó al control del barco", precisó el miércoles la autoridad egipcia del Canal de Suez (SCA) en un comunicado.

Según Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), la empresa con sede en Singapur encargada de la gestión técnica del buque, los 25 miembros de la tripulación están a salvo y no hubo contaminación ni daños en la carga del buque, con una capacidad de más de 20.000 contenedores (TEU).

Varios remolcadores y una draga intentan liberar al gigante de los mares desde el miércoles por la mañana.

¿Cuáles son las consecuencias? 

Por el canal pasa casi 10% del comercio marítimo internacional, según los expertos.

Inaugurado en 1869, el canal sufrió desde entonces varias fases de ampliación y modernización para adaptarse a la evolución del comercio marítimo.

Su construcción redujo drásticamente las distancias entre Asia y Europa: 6.000 km menos entre Singapur y Róterdam, por ejemplo.

El canal fue bloqueado en el pasado, especialmente durante la crisis de Suez, en 1956, cuando los barcos fueron hundidos por las autoridades egipcias.

Unos 200 barcos están parados en la zona de espera en el centro del canal, mientras que otros 40 esperan en el Mediterráneo y 30 en el Golfo de Suez, en el Mar Rojo, según el proveedor de servicios Leth Agencies.

El incidente está afectando a los mercados mundiales del petróleo debido a los retrasos en las entregas. Y los precios se dispararon el miércoles.

"Nunca habíamos visto algo así", estimó Ranjith Raja, jefe de investigación petrolera y marítima de Medio Oriente en el agregador de datos financieros Refinitiv, afirmando que es "probable que la congestión más de los esperado".


Comentarios