Gilad Gil Pereg es una persona de 40 años que es conocido como el “hombre gato”. Es acusado de los asesinatos de su madre (Pyrhia Saroussy) y tía (Lily Pereg) y ha tomado protagonismo en los últimos días por haber "maullado" durante un juicio en Argentina.

El maullido interpretado por el “hombre gato” fue durante cuatro minutos hasta que fue expulsado de la sala. Según exámenes psicológicos, este hombre padece de licantropía, trastorno mental en la que un ser humano que se cree un animal.

Aunque en los últimos días se han revelados nuevos secretos de este hombre. Su ex novia desmintió el supuesto amor por los animales y que tenían peleas por ello, según cuenta el portal web Sitio Andino. "Nos alejamos porque él odiaba a los animales", indicó.

TAMBIÉN LEA: El 'asesino pelirrojo', que a los 13 años mató y abusó de un niño de cuatro, saldrá en libertad

"Yo tenía perros y gatos y a él le molestaban. Una vez pateó a un perro en plena calle", confesó.

Dos psiquiatras que lo analizaron aclararon que si bien tiene comportamientos “diferentes” o “extraños”, nunca lo escucharon maullar como hizo en la de inicio del debate oral.

“Él sabe muy bien lo que ocurre a su alrededor (…) vi que siente que es un gato. Vi que utilizaba esto para tener un beneficio”, dijo Juan José Vilapriño, exdirector del hospital de salud mental El Sauce, de Mendoza (Argentina).

Además hizo una revelación inaudita sobre la experiencia del "Hombre Gato" en cuando estaba encerrado en un centro penitenciario. “Tenía dificultades para que se hiciera el tratamiento en la penitenciaria. Solicitó no poner inodoro porque lo hacía en la celda, y pidió ocho litros de leche por día”, indicó.


Comentarios