Francisco Sagasti, del Partido Morado, es el nuevo presidente interino de Perú. El congresista de 76 años deberá conducir ese país hasta la realización de las elecciones presidenciales el 11 de abril de 2021. 

Es ingeniero industrial, tiene maestría y doctorado en Estados Unidos. Es docente universitario y uno de los principales investigadores y formuladores de políticas en el campo de ciencia, tecnología y desarrollo de su país. 

El nuevo mandatario es un académico considerado como "concertador" en el Congreso peruano. Sagasti votó en contra de la moción que terminó destituyendo a Martín Vizcarra. 

Ha sido jefe de planeamiento del Banco Mundial y ha recibido el premio internacional Robert Merton otorgado por la Asociación Sociológica Internacional por su trayectoria académica. 

Sagasti contribuyó a la creación de un programa de ciencia y tecnología en Perú, que movilizó 400 millones dólares para financiar actividades de ciencia, tecnología e innovación en su país.

En 1996 fue uno de los secuestrados durante la toma de la residencia del embajador de Japón en Lima por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru y fue liberado a los pocos días. 

Además, es autor de numerosos trabajos sobre historia y situación de la ciencia y la tecnología en América Latina y el mundo.

"Cumplirá las expectativas"​

La nueva presidenta del Congreso de Perú es la izquierdista Mirtha Vásquez, lo que pone fin a la incertidumbre que existía en el país desde el domingo, al quedar sin titulares en los poderes ejecutivo y legislativo. Ella dio la opinión sobre la decisión de elegir a Sagasti.

"Creo que Francisco Sagasti va a responder a las expectativas de la ciudadanía", dijo a la prensa la nueva jefa del Congreso.

"Agradezco a la población por todo el esfuerzo. Lamentamos la muerte de dos ciudadanos", dijo, recordando a los dos jóvenes que murieron el sábado durante protestas duramente reprimidas por la policía. "Esta generación de jóvenes nos han dado una lección para poder reconducir los destinos del Estado", agregó Vásquez.

La elección de Sagasti fue saludada por cientos de manifestantes congregados afuera del edificio del Congreso y por transeúntes y automovilistas en diversas zonas de Lima, observaron periodistas de la AFP.

La crisis se cierra una semana después que el Congreso destituyera al popular Vizcarra por "incapacidad moral" y desatara la peor crisis política en dos décadas en el país, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus y la recesión económica.

La elección de Sagasti es "el escenario ideal" para superar la crisis política porque fue "uno de los que votó en contra de la destitución de Vizcarra", dijo a la AFP José Carlos Ugaz, expresidente de la ONG Transparencia Internacional.