Brasil alcanzó el martes un nuevo récord diario de muertes por coronavirus. En solo 24 horas se registraron 3.780 muertes asociadas a la enfermedad, una cifra que se presenta en medio de medidas más estrictas de confinamiento, aislamiento social y cierre de actividades no esenciales decretadas por gobernadores e intendentes. 

La cifra podría ser incluso mayor debido a que, por problemas técnicos, los datos no incluyen al estado de Roraima. El informe del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass) también detalla que se identificaron 84.494 nuevos contagios ayer.

Brasil está asolado por una brutal segunda ola que "afecta a todas las regiones del país al mismo tiempo", hay "hospitales que están tan desbordados que los pacientes tienen que ser intubados fuera de las unidades de cuidados intensivos", explicó a la AFP Fernando Bozza, de la Fundación Fiocruz, una institución de referencia en materia de salud pública.

Un estudio realizado con datos recabados por investigadores en Brasil mostró que la mortalidad de pacientes con covid-19 intubados llega a 83,5%.

Este porcentaje, superior al de otros países, "muestra la fragilidad de un sistema de salud que sufría de falta de inversiones en los últimos años y que se vio sobrecargado", apuntó Bozza.

En medio de la crisis sanitaria, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, relevó el martes a la cúpula de las Fuerzas Armadas, un día después de destituir al titular de Defensa, en medio de las críticas por su caótica gestión de la pandemia de coronavirus.

Comentarios