El Gobierno de Pedro Castillo aceptó la dimisión irrevocable del exguerrillero y sociólogo Héctor Béjar, tras revelarse unas declaraciones donde acusa falsamente a la Marina de Guerra de iniciar el terrorismo en el país andino ya que "han sido entrenados para eso por la CIA". 

El Ejecutivo tuvo que reaccionar después de que varios medios peruanos adelantaran la noticia y de que el primer ministro, Guido Bellido, anunciara que habría «cambios para la marcha del país», aunque sin mencionar al ya exministro de Exteriores.

Las polémicas declaraciones de Béjar aseguraban que estaba «convencido de dos cosas, (pero) no puedo demostrarlo. La primera, (la banda terrorista de corte maoísta) Sendero (Luminoso) ha sido en gran parte obra de la CIA y de los servicios de inteligencia. Y dos, gran parte de las operaciones de división de la izquierda tienen algo que ver con los servicios de inteligencia enemigos», cuando el país andino estaba en el proceso de elecciones a la presidencia.

Tras revelarse las polémicas declaraciones de Béjar, de modo inédito, la Marina de Guerra peruana publicó un comunicado sin consultarlo previamente con el ministro de Defensa, Walter Ayala, diciendo que «rechaza la afirmación antes referida, carente absolutamente de veracidad, la misma que constituye una afrenta contra los hombres y mujeres que lucharon y continúan luchando contra la delincuencia terrorista, contra las viudas, huérfanas y deudos víctimas de esa execrable acción».

TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR: Saldo de muertos por el terremoto del sábado en Haití llega a 1.941

El próximo 26 de agosto, el gabinete del que formaba parte Héctor Béjar, se presentará ante el Congreso a pedir el voto de investidura. «¡Vuelvo a ser libre!», publicó Héctor Béjar en su cuenta de Facebook, después de que la Secretaría de Prensa del Gobierno confirmara su renuncia.

Héctor Béjar, formó parte de las guerrillas a finales de los sesenta en Perú que estuvieron inspiradas en la toma de poder del dictador Fidel Castro en Cuba; estuvo preso por sedición, y luego fue perdonado por el régimen militar de Juan Velasco Alvarado (1968-1975), con quien trabajó después y luego se dedicó a la academia. En los pocos días en que estuvo en la Cancillería anunció la salida del Perú del Grupo de Lima que buscaba ayudar a los opositores al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela; la firma del acuerdo de Escazú y el apoyo exterior a los derechos LGTBIQ.

Comentarios