El gobernador de la región rusa de Belgorod, fronteriza con Ucrania, acusó este lunes por la noche a Kiev de haber bombardeado una aldea y afirmó que el ataque dejó dos civiles heridos y dañó varias casas.

"Una aldea fue objeto de tiros (...). Sabemos que hay civiles heridos. De momento son dos: un hombre herido en la mano y una mujer, en el cuello", señaló Viacheslav Gladkov en Telegram.

Según él, los disparos apuntaron contra la aldea de Juravliovka.

"Algunas ambulancias ya llegaron al lugar. Hay dos casas que fueron parcialmente destruidas", afirmó Gladkov.

Rusia ha acusado en varias ocasiones a las fuerzas ucranianas de haber efectuado ataques en territorio ruso, en concreto contra dos aldeas de la región de Belgorod y una aldea de la región de Briansk, a mediados de abril.


Comentarios