En la penúltima sesión de alegatos en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, Bolivia defiende el estudio del Instituto de Hidráulica Danés (DHI) que ratifica que el caudal de aguas del Silala incrementó tras las canalizaciones realizadas por una empresa chilena. 

​Estas declaraciones se realizan en respuesta a la delegación de Chile que refutó los estudios de DHI, indicando que "hay errores sencillos", uno de ellos los métodos de medición; en consecuencia dijo que el flujo no varió significativamente.

El jurista de la delegación boliviana, Mathias Forteau se declaró sorprendido porque Chile no presentó entre la documentación de los estudios en La Haya que refutan los estudios de DHI. 

Te puede interesar: Silala: Bolivia habla de compensación a futuro, en caso de que no se desmantelen los canales

El abogado indicó que el nuevo estudio que menciona Chile carece de credibilidad, pues el equipo de científicos chilenos no visitaron el lado boliviano del río. 

Como saldo de las obras de canalización, Bolivia expone que se afectó los humedales del lado boliviano. Sin embargo en su exposición Chile intentó refutar este hecho y dijo que "en caso de que existiera daño, Bolivia y solo Bolivia es el responsable", porque el país autorizó la canalización. 

En respuesta, esta jornada, Forteau indicó que la misma afirmación de Chile da a entender que sí hay efectos negativos de la canalización.  


Comentarios