Ucrania se prepara para librar "grandes batallas" contra las fuerzas de Moscú en el este del país, nuevo centro de atención de una guerra que lleva más de seis semanas y para la que el papa Francisco pidió este domingo una tregua de Pascua que permita "llegar a la paz".

En el este de Ucrania se reanudaron las evacuaciones desde Kramatorsk, donde un bombardeo el viernes contra una estación ferroviaria atestada de personas que intentaban huir por temor a una ofensiva inminente de los rusos dejó 52 muertos.

Puede leer: Al menos 176 niños murieron y más de 324 fueron heridos por los ataques rusos

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski habló el domingo con el canciller alemán Olaf Scholz, con quien dijo haber estado de acuerdo "en que todos los autores de crímenes de guerra deben ser identificados y castigados", según un tuit.

Ucrania abrió 5.600 investigaciones por presuntos crímenes de guerra cometidos en su territorio desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, e identificó a 500 criminales de guerra, informó el domingo la fiscal general ucraniana, Irina Venediktova, a la cadena británica Sky News.

La fiscal informó que hasta ahora han sido encontrados 1.222 cadáveres en la región en torno a la capital Kiev, que estuvo parcialmente ocupada por las fuerzas rusas durante varias semanas.

Puede leer: Boris Johnson compromete ayuda financiera y militar en visita sorpresa a Ucrania

Ante este desolador panorama de muerte y destrucción, el papa Francisco pidió este domingo una tregua de Pascua para avanzar hacia la paz "a través de una verdadera negociación".

"¡Se depongan las armas! Se inicie una tregua pascual, pero no para recargar las armas y volver a combatir, ¡no!, una tregua para llegar a la paz", declaró el pontífice en su ángelus de Ramos en la plaza San Pedro del Vaticano.

El Papa argentino denunció una guerra que "nos pone delante de los ojos masacres feroces y crueldades atroces cometidas contra civiles indefensos". "¿Qué victoria será esa que plante una bandera sobre un cúmulo de escombros?", preguntó.

Puede leer: Al menos 35 muertos y 100 heridos en ataque contra estación de ciudad ucraniana de Kramatorsk

Pero el patriarca ortodoxo Kirill, uno de los pilares del régimen de Vladimir Putin, llamó a la población a unirse para luchar contra los "enemigos externos e internos" de Rusia.

"En este período difícil para nuestra patria, que el Señor nos ayude a cada uno de nosotros a apoyarnos mutuamente, incluso en torno al gobierno", dijo Kirill en una misa en Moscú.

Combates y diplomacia

Zelenski dijo el sábado que su país se prepara para "batallas importantes, algunos dicen que serán decisivas, en el este", en declaraciones en Kiev junto con el canciller austriaco, Karl Nehammer.

"Estamos listos para combatir y paralelamente buscar terminar esta guerra mediante la diplomacia", agregó, en referencia a las negociaciones de paz con Moscú.

"Ucrania está lista para grandes batallas, Ucrania debe ganarlas, incluido en el Donbás. Cuando eso ocurra, Ucrania tendrá una posición negociadora fuerte que le permitirá dictar ciertas condiciones", declaró por su parte el negociador ucraniano, Mijailo Podoliak, citado por la agencia Interfax.

El canciller austriaco Nehammer, que lanzó su propia iniciativa diplomática, afirmó que se reunirá el lunes con Putin, algo que según su portavoz estaba coordinado con "Berlín, Bruselas y... Zelenski". Será el primer líder europeo recibido por el Kremlin desde el inicio de la guerra en Ucrania.

El sábado, el primer ministro británico Boris Johnson también visitó Kiev, donde exaltó la respuesta a la invasión rusa y ofreció enviar armas a Ucrania, incluyendo misiles Starstreak antiaéreos y 800 misiles antitanques.

Con miles muertos en combates y más de 11 millones que dejaron sus casas (7,1 millones de desplazados internos) o el país (4,4 millones, según la ONU), Zelenski pidió a Occidente seguir el ejemplo británico: "Necesitamos más sanciones contra Rusia. Necesitamos más armas".

El líder británico aseguró que el hallazgo de numerosos cuerpos de civiles muertos en pueblos ucranianos que estuvieron ocupados por tropas rusas "manchó permanentemente" la reputación Putin.

Al menos dos cuerpos fueron descubiertos en la boca de una alcantarilla de una gasolinera a las afueras de Kiev el domingo, constató un periodista de la agencia AFP. Los cadáveres estaban vestidos con una mezcla de indumentaria civil y militar.

Una mujer se acercó, miró hacia el interior antes de derrumbarse tras reconocer el cuerpo por sus zapatos. "¡Mi hijo, mi hijo!", gritó.

Comentarios