El congresista peruano Ricardo Burga fue agredido este lunes en los exteriores del Congreso s su país cuando hablaba con la prensa. El legislador, que había votado a favor de la destitución del ahora expresidente Martín Vizcarra, sufrió un puñetazo de parte de un ciudadano inconforme con esta decisión.

El joven, identificado como Carlos Ezeta, fue detenido de inmediato por la Policía y trasladado a una Comisaría de Lima desde donde incluso alcanzó a escribir en su cuenta de Instagram.

“Estoy en la comisaría y no, no tengo armas”, publicó. Luego se conoció que pidió disculpas por la agresión que podría pesarle hasta seis años de cárcel como condena ya que será imputado por los delitos de violencia y resistencia a la autoridad.

Su madre también pidió disculpas por el puñetazo y pidió al congresista Burga que retire los cargos.


“No es justificable, pero se ha dejado llevar por su juventud. La indignación, la cólera. Él ha venido solo porque escuchó que había una convocatoria con bastante gente”, dijo.

La destitución de Vizcarra ha provocado protestas callejeras en Lima por considerar que no es correcta.

El jefe del Congreso peruano, Manuel Merino, asumió este martes como nuevo presidente en medio de protestas en las calles. Choques entre manifestantes y policías, así como cacerolazos en diversos barrios de la capital, fueron reportados. Además, había protestas en otras ciudades como Arequipa y Cusco, según medios locales.