El fotógrafo y documentalista ucraniano Maks Levin, desaparecido desde hacía más de dos semanas, fue hallado muerto cerca de Kiev, informó el sábado el asesor de la Presidencia ucraniana, Andriy Yermak.

"Desapareció en la zona de hostilidades el 13 de marzo en la región de Kiev", la capital ucraniana, que enfrentó una prolongada tentativa de cerco de las tropas rusas, dijo el asesor en Telegram.

"El 1 de abril, su cuerpo fue encontrado cerca de la aldea de Guta Mezhyguirska", agregó.

Maksim Levin, de 40 años, "estaba desarmado y fue abatido por dos disparos de armas ligeras efectuados por militares de las Fuerzas Armadas rusas", indicó la Fiscalía ucraniana en un comunicado.

La Fiscalía anunció que abrió una investigación sobre el caso, por "violación de las leyes y los usos de la guerra".

El reportero, padre de cuatro niños, colaboró con varios medios ucranianos e internacionales.

En 2014, a inicios de la guerra contra los separatistas prorrusos del este de Ucrania, logró salir de Ilovaisk, una ciudad rodeada del sureste donde murieron cientos de soldados ucranianos en pocos días.

"Estaba desarmado, llevaba un chaleco con la inscripción 'Prensa' y lo mataron, al igual que a otros cinco periodistas desde el inicio de la guerra en #Ucrania", escribió la oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Varios periodistas ucranianos y occidentales han muerto y decenas han resultado heridos en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa, el 24 de febrero.

Al menos tres de ellos perecieron en el nordeste de Kiev, donde arreciaron los combates entre las fueras ucranianas y el ejército ruso, antes de que las fuerzas rusas se replegaran en los últimos días de varias poblaciones de la zona.

Comentarios