Un conocido periodista afgano murió y al menos otras cuatro personas resultaron heridas el sábado en un supuesto ataque a un minibús cerca de un puesto de control talibán en Kabul, la capital afgana, según una asociación de periodistas y funcionarios.

La explosión tuvo lugar en Dasht-e-Barchi, el barrio de la minoría chiita hazara, a los alrededores de las 13:00 GMT. 

En las redes sociales, algunas fotos mostraban humo negro y una gran llama saliendo de un vehículo carbonizado.

"Lamentablemente hemos perdido a otro periodista", tuiteó el Centro de Periodistas Afganos horas después de la explosión, diciendo que Hamid Seighani, que trabajaba para la cadena de televisión Ariana, había muerto en la explosión.

Su esposa, también periodista, escribió "He perdido a Hamid" en su página de Facebook.

Desde su llegada al poder el 15 de agosto, los talibanes, que han hecho de la seguridad su prioridad tras décadas de guerra, se han enfrentado a una ola de sangrientos atentados del grupo Estado Islámico.

Su rama local, el Estado Islámico del Khorasan (EI-K),es el principal oponente del movimiento islamista en el poder y ha atacado tanto a los talibanes como a la minoría chiita afgana estas las últimas semanas.

"Estaba en mi coche y una explosión tuvo lugar frente a nosotros", relató un testigo a la AFP. "Se quemó completamente". 

Lee también: Cinco peruanos son condenados a 20 años de cárcel por violación grupal a una joven

El testigo detalló que el incidente se produjo cerca de un control talibán y que a continuación se escucharon tiros. 

Según el hospital local, cinco personas fueron hospitalizadas, de las cuales una falleció. 

El portavoz del gobierno talibán Zabihullah Mujahid informó en Twitter que una persona murió y que dos resultaron heridas. 

Nadie reivindicó el ataque hasta ahora.

A principios de mayo, el barrio de Dasht-e-Barchi de Kabul sufrió un sangriento atentado. Una serie de explosiones alcanzó una escuela de niñas, dejando 85 muertos y 300 heridos. 

Primero explotó un coche bomba frente a la escuela y mientras salían las estudiantes corriendo explotaron otras dos bombas. Hay fuertes sospechas de que el ataque fue realizado por el Estado Islámico.

Y el viernes, al menos tres personas murieron y 15 resultaron heridas en una explosión en una mezquita de la provincia de Jalalabad, en el este del país.

Comentarios