El pequeño pueblo de Kintamani, en la isla indonesia de Bali, fue invadido por miles de arañas que se han asentado en los tendidos eléctricos y techos de las casas en donde han tejido sus redes. Según se observa en un video difundido a través de redes sociales, los residentes del lugar no parecen sorprenderse.

Aunque es una especie que no es peligrosa para los humanos, la imagen ha sorprendido a los usuarios de internet.

Algunos aseguran que morirían del susto al ver tal escena "salida de una pesadilla". Otros consideran que es un “espectáculo natural” y que puede traer beneficios ya que son controladores naturales de plagas.

El autor del video comentó que, si bien los locales dijeron que estas arañas son inofensivas para los humanos.

Comentarios