Un grupo de activistas llegaron hasta el Palacio de Justicia, en Santa Cruz, para exigir que no se de libertad a los jóvenes que son acusados de cometer, presuntamente, una violación a un mujer.

Comentarios