Según analistas el Gobierno no declara desastre nacional por temor a un posible costo político y para no dar informe a la comunidad internacional sobre el origen de los incendios y el destino de las ayudas.

Comentarios