La esquina de la calle 37 de Achumani se ha convertido en un peligro tanto para peatones como para conductores, vecinos piden reductores de velocidad ante los constantes accidentes que se registran.

Comentarios