Los comunarios de Yororobá, a unos 50 Km de Roboré temen que el fuego llegue a sus viviendas y acabe por destruir sus plantaciones de limón.

Comentarios