Pese a que aún permanece la prohibición de actividades nocturnas en el departamento debido a la pandemia e incremento de casos, se continúan realizando operativos con clausuras y detenciones.

Restaurantes con excesivo consumo de alcohol, rockolas, lenocinios, locales nocturnos sin permiso para funcionar, son los lugares constantemente intervenidos y que el decreto prohíbe por el alto índice de contagio que existe debido a la falta de medidas de bioseguridad.


Michelle Rawrence, secretaria de Medioambiente de la Alcaldía de Santa Cruz, manifiesta que la atención en los restaurantes si están permitidos pero lo que se prohíbe es que estos espacios sean convertidos en bares, por lo que pide a las personas tomar precauciones.

La Secretaría de Medioambiente acompañada de Seguridad Ciudadana mantienen los controles con un fuerte número de funcionarios, asimismo, cuando es necesario, se pide la participación de la Policía, principalmente cuando se requiere realizar arrestos de personas por incumplir las prohibiciones que hay en este tipo de locales.

Comentarios