El director del Hospital Municipal de Warnes, la ginecóloga, la licenciada de enfermería y su auxiliar, fueron aprehendidos por la muerte de una bebé a causa de quemaduras por una incubadora improvisada, Erika Oroza, abogada de la médico Carmela Tapia, afirma que el trabajo de ella simplemente fue traer al mundo a la menor y que después la que se hace cargo es la pediatra.

Comentarios