Ante la denuncia en Yo Periodista de que en un restaurante de pollos se comercializaba arroz plástico, el propietario del negocio aseguró que hace 20 años que atienden al público y que su calidad es de primera.