Luego de tener denuncias en su país, la Policía detuvo a un ciudadano peruano que fue acusado de asesinato. Trabajaba como cerrajero. No quiso dar declaraciones.

Comentarios