Dueños de casas de empeños niegan recibir objetos que son robados para después comercializarlos. Estos deberán cumplir con normas.

Comentarios