La familia del bebé que perdió la vida con quemaduras de tercer grado llegó hasta la FELCC de Warnes donde tenían que declarar cinco personas en relación con el caso que está en investigación.

Comentarios